Cómo prevenir la transmisión de infecciones en el hospital

Ciertas infecciones pueden transmitirse de una persona a otra. Tal vez esta sea la razón por la que aíslen a su ser querido en una habitación especial mientras está en el hospital. Es posible que se establezcan restricciones para determinar quiénes pueden entrar o salir de esa habitación y qué tipo de protección deben usar. Lea esta hoja para comprender mejor estos procedimientos.

Ponga en práctica la adecuada higiene de las manos para detener la propagación de gérmenes.

Cómo se propaga la infección

La causa de las infecciones son los microbios. Una persona infectada es portadora de microbios que puede transmitir a otros. Incluso una persona que no se siente enferma puede ser portadora de microbios y transmitirlos. Los microbios pueden causar la infección al viajar a través del aire o por contacto directo. O bien cuando las personas tocan la misma superficie en una habitación. Esto incluye perillas de puerta, grifos de lavabos, mesas o sillas. 

Cómo se puede infectar usted

Para infectarlo, los microbios tienen que entrar primero en su cuerpo. Usted puede infectarse al tocar a una persona o un objeto contaminado. También puede infectarse al respirar aire contaminado. De aquí que la higiene de las manos y otras recomendaciones para el control de infecciones, como llevar un barbijo, son tan importantes. La higiene de manos se refiere al lavado de las manos con agua y jabón o al uso de geles o espumas a base de alcohol que no requieren el uso de agua.

Prevención de infecciones

Para impedir que la infección se propague, los profesionales de la salud pueden poner en práctica uno o más de los siguientes procedimientos:

  • Poner al paciente infectado en una habitación privada, o asignarlo a una habitación compartida con otras personas que tengan la misma infección. (Esto depende del tipo de infección que tenga el paciente).

  • Ponerse una máscara, guantes, bata u otros artículos.

  • Usar un respirador (filtro de aire) para ciertas infecciones.

  • Si no tiene agua y jabón, use un desinfectante para manos a base de alcohol antes de ingresar a la habitación de una persona y después de salir.

    Primer plano de un hombre lavándose las manos en el lavabo.
    Adopte buenos hábitos de higiene de las manos para ayudar a detener la propagación de gérmenes.

Qué puede hacer

Para detener la propagación de una infección:

  • Quizás le pidan ponerse una máscara, guantes, bata o respirador durante su visita. Siga las instrucciones al pie de la letra. Lávese las manos con agua y jabón o use un desinfectante para manos a base de alcohol antes de tocar a la persona.

  • Practique una buena higiene de las manos. Esto es importante especialmente después de ir al baño, así como antes y después de tocar al paciente o su entorno.

  • Mantenga sus manos alejadas del rostro.

  • Al toser o estornudar, cúbrase siempre la boca o la nariz con un pañuelito desechable. Lávese las manos con agua y jabón durante 15 a 30 segundos después de toser o estornudar.

  • No use el cuarto de baño del paciente.

  • No visite al paciente en el hospital si usted se siente enfermo. No visite al paciente si ha estado expuesto a una enfermedad como la gripe, varicela o sarampión.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.